En el post de hoy veremos mi opinión sobre Final Cut Pro X,un programa para OS con muchas cosas positivas. Igual que la mayoría de editores de vídeo, presenta las tres ventanas básicas: clips de origen, previsualización y timeline. Una de las grandes ventajas que valoro muchísimo de este programa son sus atajos de teclado y la sencillez de añadir clips al timeline (arrastrándolos a dicha zona).

Las herramientas del programa son precisas, intuitivas y muy potentes. Para recortar los clips su precisión es fantástica: podemos hacerlo tanto en el timeline como directamente en el clip, además de tener la opción de marcar clips como favoritos para usarlos más tarde. Si hacemos doble clic se abrirá la edición de precisión, con la que será posible editar con mucho más detalle. También es muy valorable la posibildiad de mover un grupo de clips juntos sin perder la sincronización cuando acortas o mueves el argumento principal, además de poder combinar varios clips en uno solo y ver tomas alternativas, ajustes de color o efectos de texto.

En cuanto a los efectos, Final Cut Pro X cuenta con una buena colección de efectos de color, transiciones, efectos y herramientas de texto. Además, sus opciones de rotulación son muy sencillas y potentes, contando con 160 plantillas con animaciones distintas entre las que elegir y diversos temas para combinar perfectamente transiciones y rótulos. En cuanto al sonido, en este programa desarrollado por Apple encontrarás más de 1900 efectos gratuitos.

En cuanto a las opciones de exportación, Final Cut Pro X incluye los formatos de salida más utilizados. Además, dispone de dos menús diferentes para DVD y 5 para Blu-ray, con la posibilidad de cambiar el logo y el fondo. Por si fuera poco, tiene muy presente el mundo online, por lo que permite compartir directamente los vídeos en Facebook, Vimeo y YouTube, entre otras plataformas.

Su precio es de 299,99€ (al momento de hacer el post). Espero que mi opinión sobre Final Cut Pro X te haya sido de ayuda.